¿Por qué resulta difícil reducir tallas y bajar la grasa corporal?

 

 

¿Por qué resulta difícil reducir tallas y bajar la grasa corporal?

 

 

INTRODUCCIÓN

 ¿Cuántas veces hemos escuchado (si no experimentado en primera persona) de alguien que con toda la convicción del mundo, inicia un plan de ejercicios o de nutrición y al poco tiempo termina por desistir?

¿Por qué resulta tan difícil reducir esas tallas o peso que deseamos eliminar?

¿Qué provoca que cueste tanto trabajo bajar esos kilos de grasa adicionales que empobrecen nuestro rendimiento físico y afectan nuestra salud?

En este Blog, buscaré explicar las razones más importantes que nos impiden alcanzar nuestra composición corporal ideal y bajar esos peligrosos “kilitos de grasa extra”. Para esto, hablaremos de la forma en que el cuerpo se “defiende” de los cambios que buscamos imponerle.

 

PESO Y COMPOSICIÓN CORPORAL

Antes de continuar, es importante señalar que la mayor parte de las personas hablan de “perder peso”, cuando en realidad deberían referirse a reducir el tejido graso; ya que este, al existir en exceso, es el responsable de deformar la estética corporal y poner en riesgo la salud del individuo.

Si solo nos fijamos en la pérdida de peso, podríamos causar un daño severo a nuestro cuerpo al perder tejidos funcionales, como el músculo esquelético. Por eso es importante enfocarnos en el porcentaje de grasa corporal más que en nuestro peso.

Poniéndolo de otra forma;

  • Una persona que pese arriba de lo considerado como “normal” pero con un bajo porcentaje de grasa resulta ser alguien FUERTE Y SALUDABLE;

  • Un individuo que pese lo “normal” y con un porcentaje de músculo pobre resulta ser DÉBIL Y POCO SALUDABLE.

Así, en vez de buscar “bajar de peso” deberemos tratar de reducir nuestro porcentaje de grasa, transformándola en energía mediante su oxidación.

EL ENFOQUE DEL CONTEO CALÓRICO

Muchas personas buscan bajar su porcentaje de grasa considerando la simple ecuación de gastar más kilocalorías de las que consumen. Esto hace que se concentren en comparar el número de kilocalorías consumidas contra el conteo de kilocalorías gastadas.

Por ejemplo, argumentan que, si alguien consume 1100 kilocalorías y gasta 2000, entonces debe haber gastado 900 kilocalorías (o haber bajado 100 gramos de grasa).

Este razonamiento, aunque resulta aparentemente coherente, es tan solo parcialmente completo. El fallo está en que el gasto de kilocalorías depende de múltiples factores, principalmente internos, que mantienen al cuerpo humano (y su porcentaje de grasa) en un equilibrio difícil de romper.

Además, es importante señalar que no todas las kilocalorías gastadas provienen de los tejidos grasos, ya que el cuerpo da prioridad a diferentes fuentes energéticas dependiendo de;

  • La duración y la intensidad de la actividad física.

  • El consumo de nutrientes.

  • La cantidad y distribución de las fuentes energéticas.

 

EL ENFOQUE HOMEOSTÁTICO

Un enfoque más integral involucra la Teoría de Control, el concepto de Homeostasis, el entendimiento del Sistema Endocrino y la Regulación Hormonal.

Analicemos brevemente cada uno de estos conceptos;

  • La Teoría de Control nos explica cómo un sistema dinámico puede mantener un comportamiento estable a través del tiempo, a pesar de las perturbaciones que encuentre. Dicho de otra forma, nos habla de cómo los sistemas dinámicos pueden mantener en equilibrio sus funciones sin importar lo que suceda.

  • La Homeostasis es el conjunto de procesos de regulación del organismo que mantienen estables las propiedades de su medio interno. Esto quiere decir que el cuerpo humano es un sistema dinámico que obedece a la Teoría de Control, por lo que mantiene en equilibrio sus procesos y funciones.

  • Sistema endocrino - Es el conjunto de glándulas que producen las sustancias químicas encargadas de Controlar las funciones del organismo. Estas sustancias las conocemos como hormonas.

  • Regulación hormonal - Es el proceso por el que las diferentes hormonas responden a estímulos internos y a perturbaciones externas para mantener el equilibrio del organismo, adaptándolo a los cambios del medio ambiente.

 

De lo anterior, podemos apreciar que el cuerpo humano busca siempre mantenerse en un equilibrio interno (Homeostasis) donde se involucran muchas variables, incluyendo el peso, el porcentaje de grasa y la composición corporal. Este equilibrio se alcanza mediante las funciones del sistema endocrino, que trabaja como el Sistema de Control del cuerpo humano, actuando en defensa de cualquier perturbación que afecte la Homeostasis.

 

El cuerpo funciona entonces como un sistema en equilibrio estable, que aunque llegue a moverse hacia un lado u otro (bajar o subir peso), buscará regresar a su punto inicial, funcionando como un objeto sujetado por un resorte fijo en su base (figura 1). Este fenómeno de estabilidad es el que hace tan difícil eliminar la grasa corporal, ya que el cuerpo siempre busca “defenderse” de los cambios que tratemos de infligirle.

 

Fig. 1

Un objeto en equilibrio estable. Al aplicarle una fuerza en cualquier dirección al objeto “A”, este se desplazará hasta cierto.

 

De este modo, si disminuimos el consumo de kilocalorías o si aumentamos nuestro gasto de energético sin el conocimiento profesional adecuado, el Sistema Endocrino activará las hormonas necesarias para contrarrestar estas acciones pudiendo;

  • Aumentar la cantidad de hormona Ghrelina, para darnos más hambre, obligándonos a comer y romper la dieta.

  • Disminuir la producción de Tiroxina para reducir nuestro metabolismo basal y gastar menos kilocalorías.

  • Cambiar la producción de la hormona Cortisol para incrementar nuestra sensación de cansancio y disminuir nuestra actividad física.

Todo lo anterior nos indica que la Homeostasis puede resultar ser una gran desventaja al momento de querer bajar de peso. Sin embargo, si tenemos la asesoría correcta podremos alcanzar nuestro porcentaje de grasa deseado y además, si lo mantenemos por el tiempo necesario y suficiente, la homeostasis resultará muy positiva ya que el cuerpo entenderá el nuevo porcentaje de grasa como el punto de equilibrio a defender de cualquier cambio, ayudándonos a mantener nuestro cuerpo como deseamos.

De este modo, cualquier plan de entrenamiento y régimen alimenticio deben considerar los procesos hormonales y propiciar los ajustes correctos en el Sistema Endocrino para poder “mover” el punto de equilibrio en que se encuentra el cuerpo al punto al que deseamos alcanzar.

Además de la dificultad que presenta la Homeostasis para reducir el porcentaje de grasa corporal, existen otros procesos que, si no se comprenden bien, también representan una barrera para reducir el tejido graso. En blogs futuros hablaremos sobre estos procesos y de la importancia de conocerlos para poder alcanzar nuestros objetivos.

 

Para obtener una selección de productos 100% natural y orgánicos de alta calidad hechos en México, visite nuestra tienda y comience a implementar esas opciones saludables hoy.

 

Recuerde...SU CAMINO A LA SALUD COMIENZA AQUÍ... Un pequeño cambio hoy puede significar un gran impacto mañana.

 

Healthy Options Market...Ayudándole a iniciar su viaje hacia una vida más saludable, con los mejores superalimentos y productos de salud que México le ofrece.

 

Las opiniones expresadas en esta columna no son las de Healthy Options Market. Los artículos individuales se basan en las opiniones del autor respectivo, que retiene los derechos de autor. Su único propósito es provocar la discusión y el proceso de pensamiento detrás de los asuntos relacionados con la salud general, el bienestar y son para compartir conocimientos e información sobre investigación únicamente. No son consejos médicos. Siempre busque el consejo de un proveedor de atención médica profesional cuando tome decisiones relacionadas con su salud.