¿Cómo sé qué nivel de entrenamiento es mejor para mí?

 

 

¿Cómo sé qué nivel de entrenamiento es mejor para mí?
(Primera parte)

 

Cuando tomamos la decisión de realizar ejercicio físico, existen tres puntos importantes a considerar:
 

  • Nuestro Objetivo
  • Nuestra Historia Clínica
  • Nuestra Condición Física Actual
 
A partir de estos puntos, podremos determinar nuestro NIVEL FÍSICO y, posteriormente, nuestro NIVEL DE ENTRENAMIENTO. En esta primera parte nos enfocaremos a describir la forma en que podemos encontrar nuestro Nivel Físico. En el próximo Fitness Blog (Segunda parte), nos concentraremos en definir cómo empleamos éste al determinar el Nivel de Entrenamiento correcto para cada persona.
 
OBJETIVO
 
Nuestros OBJETIVOS están determinados por lo que deseamos conseguir o por la recomendación de algún especialista. Ahora bien, estos objetivos deben ser claramente definidos, preferentemente medibles y realmente alcanzables.
 
Los objetivos más comunes cuando queremos empezar a realizar ejercicio físico son:
 
1. Lograr una Rehabilitación: Cuando deseamos recuperarnos de alguna lesión o de algún padecimiento que haya afectado nuestro sistema neuromotor.
 
2. Llevar una Post-rehabilitación: Es el camino que seguimos quienes, después de una rehabilitación, aún no hemos logrado el desempeño al que estábamos acostumbrados antes de la lesión o el padecimiento.
 
3. Conseguir una mayor Condición Física: Cuando deseamos aumentar alguna capacidad física: ser más fuertes, tener mayor resistencia a la fatiga, mejorar nuestros rangos de movimiento, conseguir más coordinación, etc.
 
4. Mejorar la Apariencia Física: Cuando simplemente buscamos seguir algún estereotipo estético que nos brinde autoestima y satisfacción personal.
 
5. Alcanzar un Desempeño Deportivo Superior: La meta que perseguimos aquellas personas dedicadas de forma recreativa o profesional a alguna disciplina deportiva: futbol, baloncesto, natación, carrera, ciclismo, etc.
 
6. Disminuir el Estrés: Para todos aquellos que buscamos un desahogo de las presiones cotidianas, liberándonos un poco de los ritmos acelerados de la actualidad.
 
 
HISTORIA CLÍNICA
 
Nuestro HISTORIAL CLÍNICO se basa en todas aquellas enfermedades, padecimientos y lesiones que tengamos y hayamos tenido a lo largo de nuestra vida y que puedan presentar algún impedimento actual para la realización de alguna actividad física.
 
Por ejemplo, una persona que sufra de fibromialgia verá muy limitada su movilidad, presentando serias dificultades para realizar algunos ejercicios.
 
CONDICIÓN FÍSICA
 
Nuestra CONDICIÓN FÍSICA ACTUAL nos indica qué también nuestra capacidad de realizar ciertas actividades físicas y nuestra composición corporal están de acuerdo con nuestra edad y sexo. Debe ser medible para poder establecer un Nivel Específico y un Nivel General. Para realizar esto, dependemos de diferentes pruebas físicas. Las principales son:
 
  • Prueba de composición corporal. Nos indica los porcentajes de tejido graso y magro que tenemos. 
  • Ejemplo: Un hombre de 20 años con un índice de grasa corporal de 20% tiene Sobrepeso, mientras que un hombre de 50 años con 20% de grasa corporal, tiene un porcentaje Bueno. 
  • Prueba de Resistencia Cardiovascular. Nos muestra qué tan eficiente es nuestro sistema circulatorio para realizar diferentes actividades físicas. Esta prueba nos indica también la edad funcional de nuestro corazón. 
  • Ejemplo: Una persona sedentaria de 30 años puede tener la función cardiaca de una persona de 50 años, mientras que una persona muy activa de 50 años, ¡¡¡puede tener un corazón con la funcionalidad de una persona de 30 años!!! 
  • Prueba de Fuerza Muscular. Nos describe cuánto peso podemos mover con nuestro cuerpo. Normalmente lo referimos en términos de nuestro propio peso corporal. 
  • Ejemplo: Una persona de 70kg que puede empujar con sus brazos 35kg, decimos que mueve el 50% de su propio peso. 
  • Prueba de Resistencia Muscular. Nos dice cuánto tiempo podemos soportar un mismo movimiento. 
  • Ejemplo: Una persona que puede correr 10km tiene mayor resistencia que una persona que solo aguanta correr 3km. 
  • Prueba de Flexibilidad. Nos habla sobre la amplitud de los movimientos que hacemos con nuestro cuerpo.
  • Ejemplo: Una persona que puede tocar sus pies sin flexionar las rodillas, tiene una mejor amplitud de movimiento en su cadera que una persona que no puede tocar sus pies.
 
Dependiendo de los resultados de estas pruebas, encontramos que podemos estar en uno de varios niveles de Condición Física:
 
1. Pobre: Nuestra composición corporal y nuestras capacidades físicas se encuentran en los peores niveles posibles. Requerimos de acciones inmediatas para mejorar nuestra salud y funcionalidad corporal. Debemos ser bien guiados y supervisados por un especialista en entrenamiento.
 
2. Mínimo Aceptable: Nuestra Condición Física Actual está en un foco rojo que requiere de una pronta atención. Es muy importante que busquemos el apoyo y asesoría de un profesional de la Salud física.
 
3. Promedio: En este nivel compartimos nuestra Condición Física con la mayoría de la población de nuestra misma edad y sexo. El gran problema es que, en la actualidad, ¡la mayoría de las personas en nuestras sociedades tienen una Condición Física por debajo de lo que consideramos Saludable! Por esa razón, es importante que tomemos acciones supervisadas por un especialista para mejorar nuestra Condición física.
 
4. Bueno: Encontrándonos en este nivel empezaremos a mejorar nuestra calidad de vida, disminuyendo los riesgos de salud y consiguiendo una mayor satisfacción personal. Requeriremos de pruebas físicas regulares con Entrenadores Profesionales para actualizarnos y mantener nuestra salud.
 
5. Excelente: ¡Felicidades! Pertenecemos a un selecto grupo de personas que toma su salud muy en serio. Tenemos la disciplina para alcanzar nuestras metas y hemos tenido la orientación correcta para llegar a dónde estamos. ¡Pero no hay que bajar la guardia! Aún tenemos muchos años por delante para seguir cuidando de nuestra salud y nuestro cuerpo. Continuemos ejercitándonos y asesorándonos por expertos que nos ayuden a mantener nuestro excelente estado físico.
 
RESUMEN
 
Podemos concluir que la primera parte para determinar nuestro NIVEL DE ENTRENAMIENTO es conociendo NUESTRO OBJETIVO, considerando nuestra HISTORIA CLÍNICA y valorando nuestra CONDICIÓN FÍSICA actual mediante el correcto empleo de pruebas físicas. Lo anterior indicará el NIVEL FÍSICO en el que nos encontramos; qué ejercicios podemos y cuáles no debemos hacer y, partiendo de esto, podremos ser correctamente asesorados por un profesional para comenzar nuestro entrenamiento físico.
 
En nuestro siguiente Fitness Blog (Segunda parte) veremos los diferentes NIVELES DE ENTRENAMIENTO y cómo conocer nuestro NIVEL FÍSICO ayuda al Entrenador Profesional a determinar cuál es el nivel óptimo para nosotros.
 
Recuerde...SU CAMINO A LA SALUD COMIENZA AQUÍ... Un pequeño cambio hoy puede significar un gran impacto mañana.
 
Healthy Options Market...ayudándole a comenzar su viaje hacia un nuevo ser más saludable, con los mejores superalimentos y productos de salud que México tiene para ofrecer.
 
Las opiniones expresadas en esta columna no son las de Healthy Options Market. Los artículos individuales se basan en las opiniones del autor respectivo, que retiene los derechos de autor. Su único propósito es provocar la discusión y el proceso de pensamiento detrás de los asuntos relacionados con la salud general, el bienestar y son para compartir conocimientos e información sobre investigación únicamente. No son consejos médicos. Siempre busque el consejo de un proveedor de atención médica profesional cuando tome decisiones relacionadas con su salud.